¿Cómo se gestionan los cementerios más famosos de París?

Si en alguna ciudad la visita al cementerio se contempla como obligatoria en el recorrido turístico, esa es París y el Cementerio de Père Lachaise, que ya era parada ineludible para turistas decimonónicos que visitaban la capital francesa y es uno de los cementerios más famosos del mundo.

El cementerio debía de haberse llamado del Este por su situación geográfica, pero empezó a conocérse con el nombre del jesuita que había permanecido allí desde que los terrenos pertenecían a la Compañía de Jesús, el confesor de Luis XIV, el padre La Chaise, hasta su muerte. Se inauguró en 1804 con 17 hectáreas diseñadas por el arquitecto Alexandre-Theodore Brongniart con el aire romántico de un parque funerario abierto al paseo público y ajardinado a la inglesa. Esta necrópolis no fue en principio aceptada por la distancia a que se situaba del centro de la ciudad, pero  cobró prestigio cuando fueron trasladados los restos de importantes personalidades

Algunas de las personalidades más importantes sepultadas en este cementerio son, entre otras, Honoré de Balzac, Jacques-Joseph Champollion, Molière, María Callas, Edith Piaf, Frédéric Chopin. Además, curiosamente, uno de los personajes que más visitas recibe, Jim Morrison, líder de la banda de rock The Doors, es el personaje más problemático para al responsable de conservación del cementerio,  el historiador Christian Charlet. Sus visitantes y seguidores no sólo depositan flores y cartas sobre el pequeño sepulcro del cantante sino también cigarrillos y latas de cerveza vacías y, antes de la presencia de un guarda, también se concentraban para alcoholizarse, drogarse y otros excesos que incluían diversos destrozos, por lo que se tomó la decisión de supervisar permanentemente esa tumba. Recientemente han tenido que proteger la tumba del escritor Oscar Wilde se encontraba totalmente cubierta de besos ‘fans’ con un cristal de dos metros.

Sin duda, después de la Torre Eiffel, el Louvre y Notre Dame, este lugar es la «atracción» más popular de la capital francesa, con más de 2.000.000 de visitantes cada año que supone un tercio de los seis millones que se agolpan anualmente en la emblemática Torre Eiffel. En las guías de viaje siempre aparece recomendado e incluso sugieren visitarlo  por la mañana temprano, sobretodo en primavera cuando se abren las flores blancas de los castaños y las tardes de septiembre a última hora. Dispone de página web oficial que ofrece visitas virtuales en francés e inglés y de una Asociación de amigos.

Tumba de Baudelaire

Tumba de Baudelaire

En el 2004 se celebró el bicentenario de su creación desde que fuera inaugurado un 21 de mayo de 1804. La ciudad pone anualmente 200.000 euros a disposición para reparar y arreglar los sepulcros, los caminos y las escaleras del recinto de 43,2 hectáreas, aunque si los daños son muy graves, el alcalde aporta algún dinero extra. Además cuenta con 100 empleados encargados de enterrar a los difuntos, restaurar las tumbas y podar los 6.000 árboles. Pero con motivo del aniversario, la ciudad invirtió otros 250.000 euros en renovar su imagen para arreglar también los valiosos portales de entrada y plantar más arbustos y árboles recuperando así el concepto “jardín cimetiere” de su diseñador Alexandre Brongniart

Aparte del Cementerio Pere Lachaise, París ofrece a los visitantes catorce cementerios intramuros y seis cementerios extramuros, de los cuales destacan:

El Cementerio de Montparnasse, inaugurado veinte años más tarde que el de Pere Lachaise, inicialmente conocido como el «Cementerio del Sur», ocupó unos terrenos que ya venían utilizándose como cementerio para las personas fallecidas en los hospitales y cuyos cuerpos no reclamaba nadie, fue destinado para dar sepultura a los habitantes de la orilla izquierda del Sena. Entre los personajes más famosos que acoge destacan Frédéric Auguste Bartholdi (escultor francés autor de la Estatua de la Libertad), Charles Baudelaire, Samuel Beckett, Porfirio Díaz, Pierre-Joseph Proudhon, André Citroën y Jean-Paul Sartre.

El Cementerio de Montmartre, también conocido como Cementerio del Norte, también es un destino turístico popular debido a su gran ocupación de artistas, músicos, pintores, escritores y científicos, entre ellos André-Marie Ampère, (físico descubridor del electromagnetismo del que la unidad de intensidad de corriente eléctrica, el amperio, recibe su nombre), Alexandre Dumas hijo y Léon Foucault (científico que inventó el famoso péndulo que lleva su nombre).

Por último no habría que olvidarse del Panteón de París para los “grandes hombres” de “la patria agradecidaentre cuyos destacados miembros se encuentran Voltaire, Rousseau, Víctor Hugo, Émile Zola, Marie Curie, Louis Braille, Jean Monnet y desde 2002, también Alexandre Dumas; y de las famosas Catacumbas, o Carriéres de Paris, unas antiguas canteras de piedra en donde fueron ubicados más de 6.000.000 de restos humanos del antiguo Cementero de los Inocentes y de otros 200 cementerios intramuros.

Panteón de los «Grandes Hombres»

Los cementerios de París son gestionados desde 1987 por la Dirección de Espacios Verdes y Medio Ambiente, que gestionan parques, plazas, jardines y bosques en París. Estas necrópolis son dirigidas por ocho conservadores que gestionan uno o varios cementerios y trabajan en ellas más de 500 funcionarios entre personal administrativo, vigilancia, jardineros y personal de mantenimiento etc. Las tumbas son propiedad privada de las familias pero se consideran de dominio público y se recupera su propiedad si sus propietarios los abandonan.

Facebook

Twitter